Avilés, la Villa del Adelantado

Pedro Menéndez. Parque del Muelle. Avilés El concejo vecino de Avilés, lo tenemos a tan solo 10 minutos (en coche) de nuestra casa rural. Se ubica en el centro norte de la costa de  asturiana, con una superficie de 25,34 Km2, y una población que no llega a 81.000 habitantes, cuando hace poco más de una década superaba los 86.000. Si bien, es uno de los municipios más pequeños de Asturias, su grandeza nos remonta a la Edad Media, siendo en aquellos tiempos la segunda urbe del Principado.

Avilés, es un lugar acogedor para visitar y quedarse para conocer su casco histórico, parques, industria, gastronomía, historia, personajes…

Al hablar de personajes, es obligado hacerlo de Pedro Menéndez de Avilés, nacido en esta villa el 15 de febrero de 1519, falleciendo en Santander el 17 de septiembre de 1574. Conocido militar, marino y gobernante de Indias, conquistando la Florida de San Agustín en 1565. Con 35 años fue nombrado Capitán General de la flota de Indias por Felipe II. A los 46 años alcanzó el máximo rango dentro de la Armada española. Una serie de estatuas le “inmortalizan” en el Parque del Muelle.

El Parque del Muelle fue diseñado por el arquitecto Bausá. Es un espacio ganado al mar a finales del siglo XIX sobre antiguos terrenos de marisma, originando el desplazamiento el puerto (de origen medieval) hacia la margen izquierda de la ría, siendo uno de los símbolos del crecimiento avilesino entre los siglos XIX y XX. Tiene una extensión aproximada de 14.0002. Hasta los años setenta era el lugar preferido de relación social y espacio de recreo de la gente avilesina. Los domingos y festivos, al mediodía eran amenizados con conciertos de la banda municipal, en el templete musical de estilo modernista (diseño de Federico Ureña) construido en 1894. El parque, puede decirse que es como un pequeño museo de escultura al aire libre. Cuenta con más de una decena de obras repartidas por sus jardines, algunas de ellas inspiradas en la mitología griega.

Calle San Francisco. Avilés

El Parque fue diseñado por el arquitecto Bausá. Es un espacio ganado al mar a finales del siglo XIX sobre antiguos terrenos de marisma, originando el desplazamiento el puerto (de origen medieval) hacia la margen izquierda de la ría, siendo uno de los símbolos del crecimiento avilesino entre los siglos XIX y XX. Tiene una extensión aproximada de 14.0002.
Hasta los años setenta era el lugar preferido de relación social y espacio de recreo de la gente avilesina. Los domingos y festivos, al mediodía eran amenizados con conciertos de la banda municipal, en el templete musical de estilo modernista (diseño de Federico Ureña) construido en 1894.

El parque, puede decirse que es como un pequeño museo de escultura al aire libre. Cuenta con más de una decena de obras repartidas por sus jardines, algunas de ellas inspiradas en la mitología griega.